sábado, 4 de abril de 2009

Llama cuando quieras: ¡a ésta es!


Valientes ya no tenemos la parihuela de ensayo, no tenemos quilos de hormigón. Tenemos al Santísimo Cristo de la Lanzada en su calvario llenando con su mejestuosa inmensidad la basílica portátil. Hoy habéis llevado sobre el costal el glorioso peso del Moreno del Zaidín. Ya nada puede detener el entusiasmo y la devoción de aquellos que tienen que cumplir su sagrado cometido. Sois 64 VALIENTES comprometidos con vuestro destino, llevar al Señor del Zaidín cual cireneos en su estación de penitencia a la Sagrada Catedral y cumplida la altísima misión devolverlo cuanto antes a su barrio porque el Zaidín sin su Moreno se siente huérfano y vacío. Todos juntos tocaremos la gloria, que se cumpla nuestro destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario