sábado, 11 de abril de 2009

Estamos de Passio Granatensis


Muy de mañana ha partido el Moreno del Zaidín hacia la Santa Iglesia Catedral. Ha dejado tras de sí una estela de luz divina, ha ido acompañado a los sones del buen racheo costalero. ¡qué alma! ¡qué corazón! ¡qué casta! han puesto los valientes para llevar a su Cristo de la Lanzada al sacrosanto Templo Catedralicio. Allí lo han dejado con todo el dolor de su alma hasta la tarde, momento en el que se lo van a enseñar a todo el mundo para que le resen y le pidan por un mundo más justo, más solidario y más equitativo. En el que los que tienen se desprendan de la abundancia para que no pasen tanta fatiga los desposeidos,indigentes, desfavorecidos, porque ellos son hijos de Díos y por ellos y para ellos vino nuestro Moreno a este mundo. Para acabar con la avaricia de los avariciosos y establecer la equidad como Ley Divina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario