miércoles, 31 de marzo de 2010

La Lanzada deja a Granada embelesada

El Zaidín vino a Granada y lo hizo como le corresponde a lo grande y con solemnidad, pues se presentó el Moreno y la Virgen de la Caridad. Con que arte y majestuosidad procesionó esta hermandad, un sentimiento ambivalente se apoderó de mí de repente. De un lado, de orgullo, al ver con embeleso una cofradía que para mí ahora es más que eso, y de otro lado, ver al Moreno desde la distancia porque así lo quiso quien se manejó con jactancia. Uno de negro zaino iba al lado de su sagrado Longinos, asestó su lanzada cuando ejecutó su oportuna celada.
Cuando ellos lo quisieron se fueron para el barrio porque en Graná ya no pintaban ná.

Martes Santo en Granada, Zaidín

1 comentario:

  1. Desde la calle Marques de Gerona me dispongo a deleitarme con la variación que tengo delante. La esquina con calle Mesones es amplia pero presenta una gran dificultad, una vez concluida la variación la calle tira hacia arriba y los diferentes pasos que por allí discurren tienden a botar, solo cuadrillas muy experimentadas dirigidas por capataces muy expertos (por ej: Alberto Ortega) son capaces de salir de este trance con un excelente donaire. Ya sabéis los del moreno que asignatura pendiente tenéis cuando a Granada en futuros años volváis.

    ResponderEliminar