sábado, 5 de septiembre de 2009

Siempre la Valiente sigue adelante


Las Hermandades de Semana Santa tienen, cada una de ellas, su propia biografía, en la que se van sumando momentos y acontecimientos que van escribiendo su pasado, que en parte sirven para explicar su presente y que también la proyectan hacia un futuro. Sabemos que éste por la propia condición humana de quien conforma las cofradías, siempre será incierto y es lógico que así lo sea, por ello tenemos que vivir intensamente nuestro presente saborearlo y disfrutarlo. Hay hermandades que en su trayectoria vital tuvieron unos comienzos exuberantes llenos de pompa, boato y reconocimiento popular y que hoy languidecen porque no supieron valorar el capital humano que tenían con generosidad y que en vez de cuidarlo y mimarlo se dejaron encandilar por el oropel y el brillo de los enseres que fueron acumulando.
Aquellos que pueden ser cronistas de la Lanzada, porque han vivido todos y cada uno de los 25 años que ahora se celebran, dan fe y constancia que lo que esta hermandad ha ido consiguiendo lo ha sido con esfuerzo, tesón y trabajo callado, aquel que no persigue ni protagonismo ni recocimiento, el mismo que ahora ha permitido que los que os habéis ganado un lugar debajo de nuestro Moreno podáis disfrutar de los momentos, que cuando se tenga una perspectiva de futuro, serán los más intensos y gloriosos que haya podido vivir cualquier hermandad. Y todos aglutinados en un periodo muy corto en la vida de una hermandad, como es un año cofrade. Así que debemos seguir saboreándolos estando presentes en cada uno de sus actos conmemorativos, el próximo será como sabéis la celebración de la onomástica de nuestra titular Mariana, nuestra Señora la Virgen de la Caridad, el próximo martes día 8 a la 20 horas en la parroquia de los Dolores, allí podremos volver a darnos un fraternal abrazo todos los que por dentro o por fuera formamos la cuadrilla costalera de la Valiente. Y poner también en negrita y en cursiva en vuestra agenda el viernes once de septiembre a las nueve y veinte de la noche en nuestra casa de hermandad para hacer la igualá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario