lunes, 25 de mayo de 2009

¿Flor de un día?


Salida extraordinaria de la Hermandad de la Lanzada.
¿Quién llevará al Moreno sobre su costal? La cuestión no es Baladí, pues la respuesta puede ser obvia: los hermanos costaleros que conforman la Valiente. Pero también podemos entender que puesto que será el Moreno del Zaidín quien procesione, las hermanas costaleras de la Virgen de la Caridad deben tener su merecido hueco debajo de la parihuela del devotísimo Señor de la Lanzada. Esta cuestión debe ser decidida en las estancias que la hermandad tiene en su estructura organizativa y funcional para la toma de decisiones. Pero,con independencia de ello, cabe preguntarse ¿merece la pena debatir sobre la cuestión o no? El que plantea el debate se posiciona en torno al sí, siempre que se esté planteando la cuestión con perspectiva de futuro, es decir, si se plantea la decisión de que la Santísima Virgen de la Caridad salga a Granada en un futuro sobre el costal de las hermanas costaleras.
Solo desde ese horizonte merece la pena plantear ensayar con el costal y adoptar las oportunas modificaciones en la parihuela del Moreno para que quede calzado permitiendo dos igualás, si no es así desde mi modesta opinión creo que no merece la pena hacer una inversión en tiempo y dinero que sólo será flor de un día. También creo que no sería adecuado entrar en valoraciones sobre si las mujeres están preparadas para el costal o no, son debates estériles, ya que las mujeres han demostrado sobradamente en todas las facetas de la vida, y a lo largo de la historia, que están capacitadas para asumir cualquier reto, sólo desde planteamientos misógenos cabría cuestionar su presencia con el costal debajo de una parihuela.
El domingo en la Iglesia de los Dolores una parte del cuerpo de costaleras de la Caridad pudo analizar esta cuestión con el Capataz del paso de Cristo otrora avezado y experimentado costalero, Javier Sierra Antequera. Se pusieron los pros y los contras sobre la mesa y quedó la decisión emplazada para una próxima reunión. La posibilidad existe, la disposición y el conocimiento de Javier para tal empresa también, ahora solo queda saber con cuántas voluntades se cuenta y hasta dónde se quiere llegar. Ya es sabido en el argot costalero que el costal es como el mar, todo lo que no lo pertenece lo echa fuera.

En otro orden de cuestiones, decir que, no es el estilo de este blog dedicar espacios para aquellas personas que se autoerigen como la quintaesencia de la costalaría, que ni tienen talla humana ni personal y que desde la cátedra autoproclamada del saber semanasantero se permiten despotricar y sentenciar malos augurios PARA la Valiente. Eso sí, haciéndolo a escondidas y en el COBARDE espacio cibernético, aunque luego como corderos van al lado y arropan al Moreno, aparentando ser devotos y fieles entusiastas de la cuadrilla. Este blog no tiene espacio para tales fariseos ni para tales truenos vestidos de corderos. A quien corresponda: que en su pecado lleven la penitencia, ya que no están llamados para llevar sobre su costal al Moreno del Zaidín, ese bendito honor está reservado solo para los Valientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario